14 de diciembre de 2009

El Reposo del Fuego




(Don de Heraclito)
Pero el agua recorre los cristales
musgosarnente :
ignora que se altera,
lejos del sueño, todo lo existente.

Y el reposo del fuego es tomar forma
con su pleno poder de transformarse.
fuego del aire y soledad del fuego.
al incendiar el aire que es de fuego.
Fuego es el mundo que se extingue y prende
para durar (fue siempre) eternamente.

Las cosas hoy dispersas se reúnen
y las que están más próximas se alejan:

Soy y no soy aquel que te ha esperado
en el parque desierto una mañana
junto al río irrepetible en donde entraba
(y no lo hará jamás, nunca dos veces)
la luz de octubre rota en la espesura.

Y fue el olor del mar: una paloma,
como un arco de sal,
ardió en el aire.

No estabas, no estarás
pero el oleaje
de una espuma remota confluía
sobre mis actos y entre mis palabras
(únicas nunca ajenas, nunca mías):
El mar que es agua pura ante los peces
jamás ha de saciar la sed humana.

José Emilio Pacheco

12 comentarios:

  1. Precioso poema, y dos elementos que nunca los conoceremos del todo bien.

    Estoy enamorado de tu banner del enlazame,que arte, si lo has echo tu.

    Haber si arreglo mi sydebar y puedo añadirlo, que toy en continuas reformas siempre, eso si, enlazarte por supuesto.

    ResponderEliminar
  2. Hola Grandolina.
    Que maravilla de poesía. Inmenso como el mar. Me he dejado mecer por un momento por las olas en este día tan frío en el cae agua nieve. Usando la alegoría del fuego el poeta nos lleva de la mano.
    "El mar que es agua pura ante los peces,jamás ha de saciar la sed humana".

    Esta última frase da que pensar y mucho.
    Unbeso y feliz semana

    ResponderEliminar
  3. Hola Calistor!

    Me alegra que te haya gustado
    el poema.
    El banner me lo hizo mi amiga Noa,
    que sabe mucho de diseño. Yo estoy
    en ello, manejo el paint shop pro,
    y ahora estoy comenzando con el
    photosop, a ver si en enero tengo
    más tiempo y puedo haceros uno.
    Estaré encantada de que me enlaces,
    además que tu blog está genial!

    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Hola Grandolina¡¡

    Eres toda una caja de sorpresas. Muchas gracias por regalarnos estas bellas letras. Me han encantado.

    Recibe un fuerte abrazo y muchos besos.

    ResponderEliminar
  5. Hola Grandolina¡¡ (otra vez,je,je)

    Me he tomado la libertad de enlazarte sin tu permiso.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Katy,
    Que poético te ha quedado
    el comentario, sin duda que la nieve
    te ha dado alas para la inspiración.
    El poema es un fragmento de la obra
    del mismo título, del mexicano
    José Emilio Pacheco, premio Cervantes 2009

    Gracias por tu comentario.
    Qué tengas una bonita semana!

    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Felix,

    Encantada que te lleves mi banner
    a tu blog, como bien sabes soy una
    seguidora tuya, casi desde el principio, y aunque a veces no deje comentarios,tienes tantos..... siempre te leo.

    Un besote

    ResponderEliminar
  8. Hola Grandolina¡¡

    A ver, que vengo con las pistolas cargadas. ¡al suelo todo el mundo¡
    ja,ja,
    Mira que me cuesta decirte esto porque se lo amante que eres de la cultura griega, pero siento diferir yo también. Es cierto que nuestra civilización se asentó gracias a la base de la cultura griega, pero no es menos cierto (e Historiadores como Herodoto dan fe de ello) que la cultura helenística "bebió" de la civilización egipcia, por lo tanto, a mi juicio, son la cuna de la civilización. Otra cosa es el indiscuible aporte de los griegos a nuestra civilización, espectacular, hermoso e innegable.

    Un besote grandote.

    ResponderEliminar
  9. Hola Grandolina!! Qué bello poema!! Me encantó, palabras hermosas. Me alegro mucho estar otra vez entre tus blogs amiga.
    Que tengas una linda semana
    Besossssss

    ResponderEliminar
  10. Hola Grandolina ..hermoso poema...gracias por compartirlo..es un gusto estar aqui...siempre te recuerdo con cariño aunque no este muy presente..gracias por todo lo que me das con tus bellas palabras en mi blog...besos..

    ResponderEliminar
  11. Y fue el olor del mar: una paloma,
    como un arco de sal,
    ardió en el aire.
    No estabas, no estarás...

    Preciosa poesía que reclama la libertad, a voces.

    Un saludo grandolina

    ResponderEliminar
  12. Precioso poema con todo lo que necesitamos saber, a veces me pregunto que es mas poderoso el fuego o el agua. Analizo eso y me contesto, los tienen la misma potencia, tanto para el bien como para el mal. Pueden dar vida como pueden dar muerte. Cada vez me gusta mas leerte y tratar de comprender con mi edad, algunas cosas y tu las pones de una manera que es fácil, comprender y saber que existen personas como tu de una delicadeza nata, muchas gracias por todo lo que nos brindas. Te quiero mucho Carla

    ResponderEliminar

 
Subir a Inicio